Adquisición de bienes mediante escisión

Recomendación 08/2018 de la PRODECON.

En días pasados la Procuraduría de la Defensa de Contribuyente (PRODECON) publica de su página de Internet la Recomendación 08/2018 que versa sobre la determinación de crédito fiscal derivado de Procedimiento Administrativo en Materia Aduanera (PAMA). En el asunto en cuestión, el contribuyente medularmente señala lo siguiente: En el año 2000 adquirió por escisión parte de los activos fijos de la empresa escindente los cuales incluyen diversa maquinaria. En 2017 la Dirección general de Fiscalización inició el PAMA. El PAMA concluyó con la emisión de crédito fiscal por concepto de IGI, IVA y el valor de la maquinaria por imposibilidad material de que pasara a propiedad del fisco federal. El contribuyente considera que la determinación del crédito fiscal resulta indebida, toda vez que no se valoró debidamente la documentación aportada durante el procedimiento, señala que exhibió escritura pública protocolizada ante fedatario púbico que contiene la relación de los bienes adquiridos con motivo de la escisión, entre ellos los sujetos a verificación, en la escritura se especifica que los bienes fueron transmitidos por empresario establecido e inscrito al RFC y se detallaron sus características principales, como son: Marca, modelo y, en algunos casos, el número de serie, las cuales permiten diferenciarlas de otras similares. Por su parte, la autoridad fiscal al rendir informe señaló medularmente lo siguiente: El contribuyente debió presentar facturas o documentación que amparara la importación de la maquinaria embargada, que demostrara cómo la empresa escindente adquirió o importó. Respecto al argumento del contribuyente de no encontrarse obligado a tener comprobantes fiscales en términos de la la regla 2.4.6 RMF 2000 conforme a la cual no se requiere la expedición de estos tratándose de negociaciones celebradas ante notario y se hagan constar en escritura pública, señaló que esta disposición eximía las operaciones mercantiles y no es aplicable a la escisión, y que no puede considerarse como enajenación toda vez que, esta no puede considerarse como una enajenación, puesto que no tiene las características de una venta, debido a que los socios o accionistas son los mismos de la empresa escindente y escindida y participan en el capital en la misma proporción, tal y como lo establece el diverso 14-A del Código Fiscal de la Federación (CFF) vigente en ese ejercicio fiscal.