Depósitos sentenciados ingresos no acumulables, no deben gravar IVA

Recomendación 03/2018 de la PRODECON.

En días pasados, la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente PRODECON publica en su página de Internet la Recomendación 03/2018 que versa sobre la determinación de crédito fiscal sin considerar los efectos precisados en sentencia declarada previamente. En el asunto en cuestión, el contribuyente se duele de la determinación de crédito fiscal por concepto de Impuesto sobre la Renta (ISR), Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), Impuesto al Valor Agregado (IVA), actualizaciones, multas y recargos y señala medularmente lo que a continuación se expone. Derivado del ejercicio de facultades de comprobación le fue determinado un crédito fiscal en cantidad de $4,062,681 por concepto de ISR, IETU e IVA, actualizaciones, multas y recargos en base a la presuntiva de ingresos establecida en el artículo 59 fracción III del Código Fiscal de la Federación (CFF); es decir, por depósitos bancarios, así como por el rechazo de las deducciones de diversos gastos. Por ello, interpuso recurso de revocación que posteriormente confirmó la liquidación, por lo que promovió juicio de nulidad en contra de ambas resoluciones ante el TFJA, que en cumplimiento a ejecutoria de amparo declaró la nulidad lisa y llana de la resolución recaída al recurso y respecto a la resolución determinante del crédito fiscal resolvió la nulidad para los siguientes efectos: Se reconociera para efectos de ISR la procedencia de deducciones por concepto de: “adquisición o compra de mercancías” y “gastos” en cantidades de $361,861.57, $47,403.97 respectivamente. “pago de intereses hipotecarios” en cantidad de $48,266.00. La autoridad fiscal se abstuviera de considerar como ingresos acumulables para efectos IETU e ISR los depósitos de su cuenta en cantidad de 2,699,526.56. Por su parte, y en cumplimiento a la sentencia emitida por el Tribunal, la autoridad fiscal determinó crédito en cantidad de $1,834,507 por concepto de ISR, IETU e IVA, actualizaciones, multas y recargos, pero sin considerar los efectos precisados en la sentencia, toda vez que: Rechazo para efectos de IETU las deducciones por concepto de: “Gastos” señalando que no contaba con un comprobante fiscal, es decir desconoció que esa partida había sido reconocida como deducción para efectos de ISR. Rechazo el IVA acreditable por concepto de: “Compras de mercancías” y “gastos” por estar amparadas por comprobantes fiscales de ejercicios anteriores; es decir, desconoció que habían sido reconocidas como deducciones autorizadas para efectos de ISR. Desconoció que la cantidad de $2,699,526, correspondiente a depósitos en la cuenta del contribuyente había sido reconocida para efectos de ISR como ingreso no acumulable, y la consideró como valor de actos o actividades para efectos de IVA. Aunado a lo anterior, la autoridad fiscal manifestó no haber considerado como ingresos acumulables para efectos de ISR los referidos depósitos bancarios en cantidad de $2,699,526 pero exclusivamente para efectos de IETU e ISR, toda vez dicho monto no fue materia de pronunciamiento en la sentencia para efectos de IVA, y señaló que para efectos de ISR consideró deducibles las erogaciones por conceptos de: “COMPRA DE MERCANCÍAS” en cantidad de $361,861 “GASTOS” en cantidad de $47,403, concepto que rechazo para efectos de IETU por falta de soporte documental. “DEDUCCIONES PERSONALES” en cantidad de $48,266 Además, la autoridad fiscal agregó que, en razón de que el contribuyente interpuso Queja por defecto en el cumplimiento de sentencia no puede dejar sin efectos la resolución determinante del crédito. Las consideraciones anteriores, a juicio de la PRODECON , transgreden en perjuicio del contribuyente los derechos fundamentales de legalidad y seguridad jurídica establecidos en los artículos 14 y 16 de la Constitución, toda vez que, no observó plenamente los efectos precisados en la sentencia e indebidamente consideró como valor de actos o actividades para efectos de IVA los depósitos bancarios en la cuenta del contribuyente en cantidad de $2,699,526, ya que en vía jurisdiccional quedó demostrado que los depósitos en la cuenta del contribuyente tuvieron origen en préstamos recuperados; es decir, resulta indebida la determinación de IVA omitido, ya que tales préstamos no constituyen valor de actos o actividades gravadas, por lo que de conformidad con el artículo 1 de la LIVA no pueden causar la contribución y sustenta su criterio con la tesis aislada de rubro VALOR AGREGADO. LA MECÁNICA ESTABLECIDA EN LOS ARTÍCULOS 4o. Y 5o. DE LA LEY RELATIVA REQUIERE QUE QUIEN PRETENDA ACREDITAR ESE TRIBUTO HAYA LLEVADO A CABO ACTIVIDADES COMERCIALES. Respecto a lo señalado por la autoridad fiscal en relación a que la deducción del concepto “gastos” no cuenta con soporte documental, la Procuraduría considera que resulta violatorio de los derechos del contribuyente, toda vez que, la sentencia reconoció el derecho subjetivo del contribuyente a deducir la erogación que efectuó por ese concepto, aunado a que la propia autoridad fiscal autorizó la deducción para efectos de ISR, ahora bien, en relación a los argumentos referentes al rechazo del acreditamiento de IVA por conceptos de “compras de mercancías” basados en que los comprobantes fiscales fueron emitidos en ejercicios anteriores al de la erogación y que el concepto “gastos” no tenía soporte documental, la PRODECON considera no deben prevalecer, toda vez que aún y cuando las facturas se expidieron en 2005 y 2006 fueron pagadas hasta 2009 y en ese año se aplicó el acreditamiento, además señala que la sentencia también resolvió que la contribuyente sí exhibió la documentación comprobatoria de que se efectuó el gasto, y resalta que sí las referidas erogaciones fueron deducibles para efectos de ISR tal como se resolvió en la sentencia y además fue reconocido por la autoridad tanto en la liquidación como en el informe de queja es evidente que son estrictamente indispensables para la realización de las actividades del contribuyente, por lo que se cumplió el requisito para la procedencia del acreditamiento de IVA previsto en el artículo 5 de la Ley respectiva. Por todo lo anterior, la Procuraduría recomendó dejar sin efectos la liquidación y emitir otra en las que se abstenga de considerar como valor de actos o actividades para efectos de IVA los depósitos en las cuentas bancarias del contribuyente en cantidad de $2,699,526 y reconozca como procedente la deducción por concepto de “gastos” para efectos de IETU en cantidad de $45,100, así como el acreditamiento del IVA por los conceptos de “compras de mercancías” y “gastos”, en cantidades de $54,280 y $6,518, respectivamente. Consulta todas las recomendaciones de la PRODECON en el módulo Legislación de Fiscalia, en el apartado Recomendaciones PRODECON.