Qué es la consistencia en contabilidad

Octavo y último postulado básico que debe contener la contabilidad

En la vida práctica es común encontrar empresas que contratan a profesionistas para la realización de la contabilidad de sus negocios; no obstante, por razones de costos, calidad en el servicio, la eficiencia o simplemente por preferencia deciden cambiar de despacho contable, lo que implica una transición de documentos e información propiedad de la empresa contratante; pero, ¿qué sucede con la diferencia de criterios para contabilizar las operaciones? Ante esta situación las Normas de Información Financiera contemplan el postulado básico denominado “consistencia”, el cual precisa que en caso de existir operaciones similares se les debe dar un mismo tratamiento contable y prevalecer a través del tiempo mientras no cambie la esencia económica de las operaciones. Existen algunas normas que establecen registros alternos en los libros de la empresa, en estos casos se debe seleccionar la que refleje mejor la esencia económica de la operación y dicha opción deberá prevalecer a lo largo del tiempo. La consistencia genera confiabilidad en la información financiera de la empresa y coadyuva a la comparabilidad de dicha información en diferentes periodos contables y en comparación con otras entidades, sin que esto implique que no habrá evolución en el mejoramiento de la calidad de la información.